miércoles, febrero 15, 2012

Sobre la autoría de las torres de Ciudad Satélite

Entrevista a Fernando González Gortázar, sesión final de la cátedra extraordinaria Federico E. Mariscal, Facultad de Arquitectura UNAM. 26 de Octubre, 2000.


Arturo Díaz Belmont: –Hace unos 9 años publicaste una conversación con el Arq. Ignacio Díaz Morales acerca de Luis Barragán. Uno de los tópicos que no me quedan precisos es el motivo de distanciamiento entre Barragán y Goeritz, Díaz Morales menciona en la conversación sostenida contigo como causantes del pleito a los amigos de ambos y algunos periodistas que "hacen cosas que les gustan mucho", a cuarenta y tantos años de distancia del asunto, quisiera que comentaras o ampliaras lo que sabes de aquella conversación que no es lo suficientemente clara para el público joven o no especializado, quizá en el momento de la conversación para ustedes lo comentado era suficiente pero, ¿qué pasó?


Fernando González Gortázar: –Bueno, para mí Díaz Morales era como un segundo o tercer padre, y Luis Barragán y Mathias Goeritz…los tres son mis padres.



Cuando se estaban preparando los eventos de la Olimpiada Cultural yo acababa de regresar de París después de una larga estancia allá; empecé a enterarme de que Luis y Mathias se habían peleado de una manera brutal, yo me sentía extraordinariamente desconcertado, hablé con ambos y el motivo aparente era las Torres de Ciudad Satélite, Luis se quejaba de que Mathias era un hombre con un talento increíble para la autopromoción y con contactos internacionales que en ese momento Luis no tenía, lo había ido marginando y lo demostraba con una serie de publicaciones promovidas por Mathias en las que, recién inauguradas las Torres de Satélite firmaban como coautores en igualdad de circunstancias: Luis Barragán y Mathias Goeritz; luego empezó a ser: Mathias Goeritz y Luis Barragán y luego: Matías Goeritz escultor, Luis Barragán arquitecto paisajista; que como Luis decía: Es una obra en la que no hay paisaje, puedes hablar de arquitecto de paisaje como si dijera cirujano dentista –nada que ver–.



Por otra parte Mathias decía: Que no era asunto de él, que era asunto de los publicistas, de la gente que publicaba sus obras en revistas o libros y que como lo conocían a él mejor que a Barragán ellos son los que tomaron esa decisión, lo cual en el hecho de estar metido el nombre de Mario Pani que realmente fue única y exclusivamente cliente de la obra, muy meritoria, todo cliente audaz es digno de ser aplaudido, ese fue el papel de Mario Pani: el de ser un cliente que invitó a Luis Barragán a que hiciera algo y Luis a su vez invitó a Mathias a que se asociara con él.

Bien, Luis decía que él había tenido la idea.

Yo lo que quería saber era quién había tenido la idea "la luz primera" la idea de los rascacielos monolíticos, no si eran cinco o cuatro, no si eran cuadradas o triangulares, ni de cuáles colores las habían pintado, sino la idea del rascacielos monolítico y Luis me respondió que él había tenido –lo cual está demostrado– la idea de las Torres de San Giminiano en la Toscana italiana y desde muchos años atrás.

Mathias a su vez decía que en su obra había antecedentes claros que presagiaban las Torres de Ciudad Satélite.

Pensando en alguien imparcial que me pudiera aclarar las cosas fui a ver a Chucho Reyes Ferreira.

(Aunque no son abundantes, tampoco son tan escasos los ejemplos de autores que en una época de su vida trabajaron juntos y cuya obra se vuelve prácticamente indistinguible la de uno y la del otro y en la que se pierden las barreras entre el uno y el otro. No es un caso excepcional, recuerden ustedes en un momento dado, al inicio del cubismo cómo la obra de Picasso y de Braque prácticamente son idénticas o en otra época la obra escultórica de Henry Moore y Barbara Hepworth, otro caso muy similar).

Lo bonito de lo que aquí pasó con el equipo Barragán-Goeritz-Reyes Ferreira, es que de verdad eran tres amigos íntimos que iban soltando ideas y nadie las firmaba, y cuando algo nace así, me parece absolutamente inválido que después alguien quiera decir: -Los otros no fueron, fui yo-.

También es frecuente –incluso en el centro del espacio escultórico– uno de los coautores hubo un momento que dijo: -los demás son prestanombres y la obra es mía-. Eso no me parece moralmente válido, si al inicio se firmó de una manera, las cosas tienen que seguir siendo como se resolvieron en ese momento.

Fuí con Chucho Reyes y le dije: –¿Quién tuvo la idea de las Torres de Satélite?

Y me dijo: – Yo.

A Luisito –por que así le decía– le encargó Mario Pani que proyectara algo, y Luis al principio quería hacer una fuente pero no estaba seguro, e invitó a Mathias y no tenían ni idea de qué hacer, y todas las noches venían a mi casa y platicábamos y le dábamos vueltas y nos pasábamos aquí las horas…y un día después de que se fueron me puse a leer una revista LIFE en español (era una revista muy grande, básicamente fotográfica, muy famosa en su época) y encontré una fotografía de Nueva York en el crepúsculo en la que únicamente se veían siluetas de rascacielos y entonces cogí 'gouache' y pincel y me puse a tapar lo que no me gustaba y al día siguiente cuando llegaron les dije: ¿Por qué no hacen esto?

Me siento muy tentado a creer que es una versión real, Chucho Reyes estaba más allá del bien y del mal, tenía algo así como 94 años, a los 91 años hizo su primer viaje a Europa y a los 93 su primera exposición en Barcelona –su primera exposición fuera de México–. Era realmente un fenómeno y era como el Rey Midas: todo lo que tocaba lo convertía en oro, era un hombre de una infalibilidad para mirar, me siento tentado a creer que así fue.

El pleito entre Luis y Mathias fue excesivo en mi opinión, llegó al extremo de que Mathias le cambió el nombre a su hijo para ponerle Daniel –se llamaba Luis– y Luis fue su padrino, a ese nivel se movieron las cosas.

Transcripción de la cinta de audio: A.D.Belmont. Febrero de 2012

3 comentarios:

Alviseni dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alviseni dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alviseni dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.